SONALEP, Sociedad Nuevoleonesa de acción contra la lepra ABP SONALEP, Sociedad Nuevoleonesa de acción contra la lepra ABP

Tratamiento de la lepra

La lepra ha sido una enfermedad que por siglos ha estado presente en todo el mundo. Hasta 1990, el manejo de los pacientes con lepra en México era con el uso de sulfona, a partir de ese año, se inició la poliquimioterapia PQT (que consiste en el tratamiento de dos ó más fármacos), la cual ha modificado radicalmente el perfil de la lepra, ya que es altamente eficaz para la curación de la enfermedad, reduce el período de tratamiento, impide la aparición de farmacorresistencia e interrumpe la cadena de transmisión de la enfermedad.

Todo caso sospechoso de lepra debe someterse a estudio para confirmar si se trata de lepra. Las pruebas diagnósticas vigentes en nuestro país, son las baciloscopías y la biopsia. Los estudios baciloscópico e histopatológico son obligatorios en todos los enfermos que se estudien por primera vez. La baciloscopía es la técnica fundamental en toda investigación bacteriológica en lepra, tanto para el diagnóstico como para el control del tratamiento. El estudio histopatológico nos proporciona datos para confirmar el diagnóstico de lepra, establecer la clasificación clínica y para evaluar la evolución del padecimiento.

Mensualmente el paciente debe acudir al organismo de salud donde está siendo tratado para recibir la dosis supervisada de medicamentos, en presencia de algún funcionario de salud y llevar para ingesta autoadministrada en su domicilio el resto de medicamentos. Actualmente en el Hospital Universitario en Monterrey, N.L., no se les cobra la consulta.

Parte del tratamiento consite en la educación al paciente para sus autocuidados, a la familia y a la comunidad para evitar la discriminación del paciente. Además, a todo contacto cercano al paciente se le debe practicar un examen clínico anual.